EEUU Inmigración Visas

USCIS anuncia mejoras en el otorgamiento de visas T que benefician a extranjeros vulnerables

Estatua de la Libertad

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos y los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS), han dado a conocer una nueva regulación final que fortalece la integridad del estatus de no inmigrante T (visa T) y garantiza que las víctimas de trata de personas elegibles puedan acceder a protecciones y beneficios estabilizadores de manera oportuna.

Las visas T, también conocidas como Visas T-1, son un tipo especial de visado otorgado por los Estados Unidos que está diseñada específicamente para proporcionar protección a las víctimas de la trata de personas. Permite que las víctimas permanezcan en los Estados Unidos para ayudar en la investigación o en el enjuiciamiento de los delitos de trata de personas.

Además, la visa T ofrece a las víctimas la posibilidad de obtener un estatus legal temporal en el país, permitiendo la estancia por un periodo inicial de hasta cuatro años.

USCIS comprometido con la protección de víctimas

Ur M. Jaddou, la directora de USCIS, afirmó que “estamos dedicados a proteger a las víctimas de trata de personas y minimizar cualquier barrera potencial para la asistencia.” Jaddou agregó que la regla final ha sido producto de varios años de trabajo y que se siente entusiasmado porque el programa de visa T ahora cuenta con un marco regulatorio sólido que lo respalda.

Finalmente, esto hace que nuestro enfoque sea más centrado en la víctima y fortalece la integridad del proceso de solicitud de la visa T, protegiendo mejor a las víctimas, tal como lo pretendía el Congreso”, señaló.

El tráfico humano, también conocido como trata de personas, es un delito en el que los traficantes usan fuerza, fraude o coerción para obligar a individuos a proporcionar trabajo o servicios, incluyendo el sexo comercial.

Los traficantes a menudo aprovechan a individuos vulnerables, incluidos aquellos que carecen de estatus legal de inmigración. En algunos casos, las personas que son introducidas de contrabando en los Estados Unidos pueden convertirse en víctimas de trata de personas o explotación durante sus viajes o al llegar a su destino.

DHS está comprometido a proteger a las comunidades de una amenaza creciente de trata de personas mediante una fuerte aplicación de la ley en las fronteras y consecuencias mejoradas para aquellos que no aprovechan los numerosos caminos legales expandidos.

Cambios en el programa de otorgamiento de las visas T

La regla final aprobada clarifica la elegibilidad y los requisitos de aplicación del estatus de no inmigrante T, e incluye disposiciones para reducir las barreras potenciales para las víctimas y permitir que los oficiales de USCIS evalúen las solicitudes de las víctimas más eficientemente.

También mejora la integridad del programa al clarificar los requisitos de denuncia y evidencia para las víctimas de tráfico, lo cual ayudará mejor a las agencias de la ley a actuar sobre informes de tráfico.

Desde su lanzamiento en 2020, el Centro de DHS para el Contrarresto de la Trata de Personas coordina los esfuerzos de 16 oficinas y componentes de DHS para combatir la trata de personas a través de operaciones de aplicación de la ley, protección y apoyo a las víctimas, inteligencia y análisis, y programas de educación y capacitación pública.

A través de la Campaña Azul, el Centro de DHS lidera el esfuerzo nacional de concientización pública del Departamento para combatir la trata de personas. Los esfuerzos continuos de DHS para abordar la explotación sexual infantil en línea y el abuso se producen después de que la Revisión Cuadrienal de Seguridad Nacional del Departamento agregara la lucha contra los crímenes de explotación y la protección de las víctimas como un sexto área de misión en abril de 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *