EEUU Inmigración Parole Humanitario

Se hunde el acuerdo entre republicanos y demócratas sobre la frontera y el parole

Los posibles cambios que se iban a implementar en la frontera de Estados Unidos para reducir la cantidad de migrantes por medio de la aplicación CBP One y rebajar la cifras de entrada por parole humanitario están en pausa tras caerse el acuerdo entre republicanos y demócratas en el Congreso de los EEUU.

De acuerdo con un artículo publicado por el portal The Hill, tanto el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), como el líder republicano del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), reconocen las escasas perspectivas de que la propuesta de aprobar un paquete de ayuda financiera a Ucrania, supeditado a reformas fronterizas, sea firmada por el presidente Joe Biden. La razón es que no se ha logrado el consenso necesario para que los congresistas de ambos partidos lo avalen.

El propio medio sugiere que ahora los senadores republicanos, enfrentados a la realidad de que la propuesta carece de apoyo en la Cámara de Representantes, consideran ahora un Plan B para avanzar solo con la ayuda a Ucrania, prescindiendo de las reformas fronterizas. Sin embargo, es oportuno señalar que algo pedirán a cambio a la administración Biden, como es lógico en las negociaciones políticas.

Por ejemplo, se piensa que el líder republicano en el Senado podría incluir la ayuda militar a Ucrania a cambio de un paquete de gastos regular para financiar el gobierno durante el resto del año. Esto se hace imperativo ya que el Congreso debe aprobar dos paquetes de financiación antes del 1 y 8 de marzo para evitar cierres parciales del gobierno.

Trump y su influencia en el juego político

El propio Biden había dicha la semana pasada que esperaba un acuerdo para los próximos días, pero las victorias aplastantes de Donald Trump en las primarias de Iowa y New Hampshire han repercutido significativamente en el juego político en Washington.

El candidato a la nominación republicana pidió a sus correligionarios en la Cámara que no aprobarán ninguna reforma en la frontera. La visión de Trump es no hacer concesiones a la administración demócrata, pues piensa que él puede ganar en noviembre y cuando esté –otra vez- en la Oficina Oval puede “arreglar” el problema que a su criterio ha ocasionado Biden en la frontera.

El senador Ted Cruz (R-Texas) argumenta que los esfuerzos de Schumer son más una estrategia publicitaria que una solución real. Por otro lado, el senador Mitt Romney (R-Utah), un crítico frecuente de Trump, califica los esfuerzos del expresidente por descarrilar el proyecto de ley como “lamentables”.

Por otra parte, senadores republicanos, como John Cornyn (R-Texas), sugieren que incluso si Biden firma las reformas fronterizas del Senado, el problema de la seguridad fronteriza seguirá siendo un tema político potente.

Negociaciones iniciales incluían una reducción de las cifras de migrantes aceptados

Las negociaciones iniciales no apuntaban a eliminar el parole humanitario o el programa CBP One, sino a reducir las cifras de beneficiarios. El objetivo era mantener el programa vivo, aunque con restricciones adicionales.

El acuerdo supuestamente incluían 50.000 nuevas residencias permanentes, permisos de trabajo acelerados y una mayor autoridad de deportación que sólo entraría en vigor si se ponían límites de solo 5.000 inmigrantes cruzando la frontera en un día.

La comunidad cubana, junto con haitianos, nicaragüenses y venezolanos, ha sido una de las más afectadas por estas políticas de inmigración. La posible reducción en el parole humanitario y el CBP One podría cambiar significativamente las oportunidades de inmigración para estas comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuba, EEUU, Inmigración

Llega a Cuba

Cuba, EEUU, Inmigración

Aparecen con vida

EEUU, Inmigración

Biden emitiría orden