Cuba Inmigración

Nuevas leyes de Migración, Extranjería y Ciudadanía afianzan el control del régimen y violan los derechos humanos

En los últimos días, ha surgido una preocupación creciente entre los cubanos que residen en el extranjero ante la posible pérdida de su ciudadanía. Esta situación, que podría afectar a miles de personas, se debe a nuevas leyes propuestas por el régimen castrista (Ley de Migración, Ciudadanía y Extranjería). La incertidumbre se extiende mientras los exiliados intentan comprender las implicaciones de esta medida y buscar alternativas para proteger sus derechos.

Los cubanos en el exterior, quienes se han establecido en diversos países buscando mejores oportunidades, ahora enfrentan la posibilidad de quedar en un limbo legal. La propuesta de retirar la ciudadanía por Decreto Presidencial ha generado un clima de tensión y preocupación.

Quedar en un limbo legal sin ciudadanía, conocido como apatridia, puede considerarse una violación de los derechos humanos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 15, establece que “toda persona tiene derecho a una nacionalidad” y que “a nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad”.

Los cubanos en el exterior podrían perder la ciudadanía si el presidente del Consejo de Estado y de Ministros emite un Decreto Presidencial despojándolos de esa condición, según recoge el proyecto de Ley de Ciudadanía que sería aprobado en julio próximo durante el periodo ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Causas para perder la ciudadanía cubana

  1. Adquirir la ciudadanía cubana en fraude de Ley.
  2. Los ciudadanos cubanos por naturalización que, encontrándose en el extranjero, no ratifiquen ante la oficina consular cubana correspondiente su voluntad de mantener la ciudadanía cubana, conforme a lo establecido en la Ley (ciudadanía).
  3. Alistarse en cualquier tipo de organización armada con el objetivo de atentar contra la integridad territorial del Estado cubano, sus ciudadanos y demás personas residentes en el país; o desde el extranjero realizar actos contrarios a los altos intereses políticos, económicos y sociales de la República de Cuba.

La última causal es tan amplia y vaga que el presidente de Cuba puede emitir decretos para despojar de la ciudadanía cubana con suma discrecionalidad. Lo anterior atenta contra los derechos humanos establecidos por organismos internacionales.

Asimismo, el proyecto de ley refiere que “el derecho a recuperar la ciudadanía cubana solo se puede ejercer una sola vez, sea cual fuere la causal de la pérdida”. Además, deja implícito que la adquisición de otra ciudadanía no implica la pérdida de la ciudadanía cubana. Los ciudadanos cubanos deben identificarse con esta condición al entrar, permanecer, transitar y salir del territorio nacional. Para ello surge la figura de residencia migratoria efectiva.

Principales aspectos de los proyectos de leyes de Migración, Extranjería y Ciudadanía:

  1. Conservación de propiedades:
    • Los cubanos residentes en el exterior conservarán sus derechos como ciudadanos cubanos, incluyendo la propiedad de viviendas y autos, siempre que no renuncien a la nacionalidad cubana.
    • La ley de Migración publicada el 17 de junio asegura que los cubanos no perderán sus propiedades si permanecen fuera del país por más de 24 meses sin regresar.
  2. Privación de la nacionalidad:
    • La autoridad en materia de ciudadanía recae en el presidente de la República y el ministro del Interior, quienes pueden resolver expedientes relacionados con la adquisición, pérdida, privación, renuncia y recuperación de la ciudadanía.
    • Aunque se percibe que podrían retirar la ciudadanía de manera arbitraria, se subraya que esta medida es excepcional y se aplicará solo en casos que atenten contra la seguridad nacional o la estabilidad del Estado.
  3. Prevención de la apatridia:
    • No se permitirá la renuncia a la nacionalidad cubana sin tener otra nacionalidad acreditada.
    • La ley de Ciudadanía especifica que la pérdida de la ciudadanía puede ocurrir en casos de adquisición fraudulenta o no ratificación dentro del plazo legal, sin mencionar la necesidad de tener otra nacionalidad.
  4. Requisitos de entrada y salida del país:
    • Los cubanos deberán entrar y salir del país con pasaporte cubano, incluso si poseen otra nacionalidad.
    • Los actos realizados con otra ciudadanía no tendrán validez en Cuba a menos que se haya tramitado la renuncia a la nacionalidad cubana.
  5. Impacto y cobertura de las leyes:
    • Las leyes afectarán a 1.3 millones de cubanos y abarcan tanto a residentes en Cuba como en el exterior.
    • Se incorporan normas migratorias que responden a los retos de determinar la residencia y los derechos patrimoniales en el territorio nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuba

Trump promete deportación

Cuba, EEUU, Inmigración

EEUU retorna a

Cuba

¡Viajar a Cuba