Inmigración

México envía otro vuelo de deportación a Cuba con más de 100 migrantes

vuelo deportación

Como parte de los operativos para frenar la ola migratoria, el gobierno de México ha deportado a 105 ciudadanos cubanos en la mañana del sábado, según informó el Ministerio del Interior de Cuba (MININT).

Esta operación marca la novena deportación de este tipo en 2023 y eleva a 677 el total de cubanos retornados desde México este año.

El grupo, compuesto por 70 hombres y 35 mujeres, había salido de Cuba legalmente antes de emprender caminos irregulares con la esperanza de llegar a Estados Unidos. El MININT destacó que, con el vuelo reciente, se contabilizan 119 operaciones de deportación de cubanos desde varios países en 2023, totalizando 4,884 individuos repatriados.

Estos eventos reflejan una tendencia migratoria sin precedentes en Cuba, donde se estima que el 4 % de la población abandonó la nación en 2022. México, enfrentando una crisis migratoria en su frontera con EE.UU., solicitó a Cuba y a otros cuatro países que aceptaran la repatriación de sus nacionales.

Las deportaciones, pausadas el 3 de marzo, se reanudaron el pasado 14 de octubre con un vuelo de Viva Airbus que llevó a 138 cubanos de Tapachula a La Habana. El pasado 30 de octubre, otro grupo de 138 ciudadanos fue repatriado.

Entre los deportados, Dayneris Hernández Martínez, una joven cubana, compartió su angustiosa experiencia. A pesar de tener una cita para visa aprobada por la CBP One en la frontera sur de EE.UU., fue detenida en Tula de Allende, Hidalgo, tras una riña en el motel donde se hospedaba. A pesar de sus intentos por explicar su situación a las autoridades migratorias, fue llevada a un centro de detención y posteriormente deportada, acusando a los oficiales de engañarla sobre su destino final.

Este testimonio no es único; Yurisleydis Gómez, otra ciudadana cubana, describió su deportación como “aterrorizante”, evidenciando una realidad compleja para los migrantes cubanos.

La situación de los migrantes cubanos continúa siendo una cuestión delicada tanto para los países receptores como para Cuba, que ve retornar a sus ciudadanos en circunstancias difíciles y a menudo traumáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *