Inmigración

Información importante para quienes tienen corte de inmigración ¡evita este error!

El tema de las Cortes de Inmigración se ha colocado al frente de las discusiones, destacando la crítica situación de muchos inmigrantes cubanos que llegan a Estados Unidos y no toman las precauciones necesarias para llevar a buen puerto su proceso de ajuste de estatus migratorio.

En una conversación sostenida por el periodista Mario J. Pentón con el abogado Jesús Novo, especialista en inmigración de Gallardo Law Firm, se subraya la alarmante realidad de aquellos que enfrentan cortes de inmigración sin reconocer la gravedad de su posición. Cometer errores en el proceso puede tener consecuencias irreversibles.

Novo señala que la desinformación juega un papel crucial en los fallos de los inmigrantes. Muchos, bajo el falso consejo de que no necesitan representación legal por ser cubanos y poder aplicar a la Ley de Ajuste de 1966, se encuentran desprotegidos y mal preparados.

El abogado insiste en la importancia de la asesoría legal desde la primera audiencia, denominada ‘Master’, para evitar caer en trampas legales que podrían resultar en una orden de deportación.

“Desafortunadamente, hemos estado inundados con casos de personas que tienen una audiencia final, ya lo que se llama usualmente el ‘individual’, y lo tienen de aquí a dos semanas. Entonces, obviamente, no nos da tiempo de prepararnos para arreglarles ese caso, porque hasta ese momento no habían tenido un abogado”, comentó el experto sobre la raíz del problema.

Novo insistió en que “hay jueces que te exigen que tú respondas las acusaciones que te están haciendo en el NTA. Y si, por alguna casualidad, tú cometes un error al responder esas acusaciones, pues entonces eso es fatal, porque eso se queda ahí para siempre. Eso después no lo puedes cambiar, no lo puedes echar atrás”.

Por ejemplo, una de las acusaciones típicas en el NTA es que tú entraste al país, la gente que cruza la frontera, no el que entra por supuesto por el puente, es que tú entraste al país sin tener una visa, un parole, ni ningún tipo de documento de admisión. El que no sabe responde que es verdad, sí, es verdad. Sin embargo, si a ti te dieron una I-220A y fuiste procesado bajo ciertos incisos de inmigración, quizás esa I-220A significaba un parole. Por lo tanto, admitir ese alegato es un error grave.

La solución propuesta es clara: buscar representación legal tan pronto como sea posible. Un abogado no solo prepara la defensa del caso, sino que también reúne evidencias y reportes necesarios para sustentar la solicitud de asilo o ajuste. La preparación de un caso de asilo es extensa y requiere tiempo para recopilar informes de organizaciones como la OEA y Amnistía Internacional, así como evidencias personales que puedan ser difíciles de obtener desde Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EEUU, Inmigración

México informa de

EEUU, Inmigración

Senador impulsa ley

EEUU, Inmigración

Puerto de entrada