Cuba EEUU Parole Humanitario

Ex dirigentes comunistas cubanos ahora viven a EE.UU. gracias al parole humanitario

ex dirigentes cubanos en EEUU

Exdirigentes del régimen comunista de Cuba, incluyendo a Misael Enamorado Dager y Yurquis Companioni, han sido admitidos en los Estados Unidos, contraviniendo las directrices migratorias estadounidenses que generalmente excluyen a miembros del Partido Comunista.

Este hecho pone en relieve la discrepancia entre la teoría y la práctica en la política de inmigración de EE. UU., especialmente desde la reformulación de las políticas de inadmisibilidad en 2020 durante la administración Trump.

Misael Enamorado Dager, quien desempeñó un papel crucial como primer secretario del Partido Comunista en Santiago de Cuba entre 2001 y 2009, ha encontrado refugio en Houston, Texas. A pesar de su pasado político, que incluye una promoción a Secretario del Partido en 2011, Enamorado logró ingresar a EE. UU. con parole humanitario, posiblemente gracias a las gestiones de su hijo residente en dicho país.

En un caso similar, Yurquis Companioni, un exagente de la contrainteligencia en Sancti Spíritus, también accedió a EE. UU. a través de la frontera sur, apoyado por su hermana residente en ese país. Companioni, representa otro ejemplo de cómo exfuncionarios del régimen cubano han podido rebasar los controles migratorios estadounidenses.

Estos casos destacan la problemática de cómo individuos con un historial represivo, y previamente alineados con ideologías antagónicas a EE. UU., logran acceder al ansiado parol humanitario. Además, generan preocupación entre la comunidad cubana en el exilio, que ve con recelo la llegada de estos exdirigentes a suelo estadounidense.

En contraste con estas admisiones, la guía oficial del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU., publicada en 2020, establece claramente la incongruencia de que miembros de un Partido Comunista pronuncien el Juramento de Lealtad estadounidense. Sin embargo, la práctica difiere significativamente de esta teoría, permitiendo a estos exdirigentes vivir, trabajar y votar en EE. UU.

El fenómeno de excomunistas buscando refugio en Estados Unidos no es nuevo y se ha intensificado en los últimos años. Esto ha llevado a un llamado a revisar y fortalecer los procesos de admisión de refugiados y asilados, garantizando que los antecedentes de cada individuo sean minuciosamente investigados.

Estos casos evidencian una problemática mayor: la entrada de represores al servicio de la dictadura comunista a EE. UU. bajo pretextos humanitarios, mientras muchos solicitantes legítimos del parole humanitario, ajenos al PCC, enfrentan largas esperas. Con aproximadamente once meses de demora en las aprobaciones del USCIS, la situación despierta cuestionamientos sobre la equidad y eficacia del proceso de asilo y refugio en EE. UU.

La comunidad cubana en el exilio y observadores políticos cuestionan cómo estos personajes consiguieron engañar a las autoridades estadounidenses para obtener la visa. Estos casos resaltan la necesidad de revisar los procedimientos de admisión de refugiados y asilados, especialmente de exmiembros del régimen de la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *