EEUU Inmigración Ley de Nietos

Cubano deportado con I-220B vuelve a EEUU para reunirse con su hija de meses gracias a CBP One

Cubano deportado con I-220B vuelve a EEUU para reunirse con su hija de meses gracias a CBP One

La historia de Yoan Enríquez, un inmigrante cubano deportado de Estados Unidos en noviembre de 2023 por tener una I-220B, ha tenido un final feliz, pues en su segundo cruce de la frontera sí logró un parole tras cumplir con todos los requerimientos de las autoridades.

Motivado por reencontrarse con su hija de nueve meses, Enríquez emprendió nuevamente la travesía migrante tras llegar a La Habana en un vuelo de deportación y cuando sentía que el mundo se le caía encima. Sin embargo, a diferencia del año 2020, cuando cruzó por primera vez la frontera de EEUU ahora esperó pacientemente por una cita de CBP One y presentó documentación sólida para un caso de petición de asilo.

Los oficiales de CBP le otorgaron un parole al esgrimir que temía persecución en Cuba tras regresar como deportado. Esta figura le permite, dentro de un año y un día, aplicar a una residencia permanente (Green card) bajo la Ley de Ajuste Cubano.

Sobre su regreso a Estados Unidos, comentó para la cadena Telemundo 51 que el primer día su hija lo miraba, como pensando: “lo conozco, pero nunca lo he tenido delante”. Durante estos meses, nunca perdieron el contacto por videollamadas, pero necesitaba estar con ella y verla crecer.

“De verdad fue el mejor regalo para mi esposa, para la niña y para mi mamá. Ahora, a empezar de nuevo, porque tengo muchas metas en este país que me ha dado una segunda oportunidad”, explicó Yoan sobre su llegada.

En 2020, Yoan cruzó ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos. Pasó varios meses en un centro para migrantes hasta que fue liberado con una orden de deportación, el documento conocido como I-220B, debido a que perdió su entrevista de miedo creíble.

“Como uno no sabe inglés, ellos te dicen: firma aquí, que esto es lo que tú dijiste en la entrevista de miedo creíble, y uno firma. Sin embargo, en esas supuestas declaraciones que están en papel, hay cosas que uno nunca mencionó”, explicó Enríquez.

Durante años, Enríquez se presentó ante las autoridades migratorias mientras desarrollaba su vida en Estados Unidos. Sin embargo, en noviembre de 2023, tras el restablecimiento de los vuelos de deportación entre el régimen cubano y la administración de Joe Biden, fue citado, detenido y deportado. Su caso resonó mucho en la comunidad, pues las autoridades estadounidenses estaban separando a un padre de su hija pequeña. Ahora Yoan relata que ese día fue el que más lloró en toda su vida.

De acuerdo con su abogado, Miguel Inda Romero, “este fue un caso muy personal, porque Yoan no merecía regresar a Cuba. Yo crecí sin mi papá y no podía permitir que su niña pasara por lo mismo”.

Desde inicios de 2023, la administración de Joe Biden, a la par de que amplió las vías legales para la migración como el programa parole y la utilización de la aplicación CBP One para presentar un caso de asilo, también restringió estos procesos para todos aquellos que ingresaban ilegalmente a Estados Unidos.

Según las leyes vigentes, todo aquel que entra a Estados Unidos de forma ilegal tendrá una prohibición de entrada durante cinco años. Sin embargo, en el caso de Yoan Enríquez, como su primera entrada fue en 2020, no estaba en la “lista negra” que crea el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) desde el 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *