EEUU Inmigración

Biden y López Obrador acuerdan “reducir significativamente los cruces fronterizos irregulares”

Cuáles son los criterios para que CBP otorgue parole o I-220A el miedo creíble es la clave

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo una conversación telefónica el pasado domingo con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, donde acordaron trabajar juntos para “reducir significativamente los cruces fronterizos irregulares”. México y EEUU comparten más de tres mil kilómetros de frontera, una de las más transitadas del mundo.

De acuerdo con una declaración oficial de la Casa Blanca, ambos líderes expresaron su compromiso con la implementación inmediata de medidas concretas para abordar el tema migratorio.

Especialistas advierten que el interés principal para ejecutar acciones “concretas” viene de parte del mandatario estadounidense, ya que la migración es un tema central en la campaña electoral para las elecciones presidenciales, donde Biden aspira a la reelección.

No obstante, la nota oficial de la administración Biden no detalla cuáles serían estas medidas que frenarían la migración donde cada día miles de mexicanos y de otras nacionalidades burlan los controles fronterizos de EEUU y se adentran en territorio estadounidense.

Otro de los asuntos abordados en la conversación telefónica fue el compromiso de ambos presidentes de “promover iniciativas para abordar las causas fundamentales de la migración en todo el hemisferio occidental”. En ese sentido coincidieron en que “aumentar la prosperidad y la seguridad compartidas será de importancia crítica para abordar eficazmente el desafío migratorio a largo plazo”.

Sobre el asunto, el presidente López Obrador aplaudió recientemente la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos que permite a los agentes de la Patrulla Fronteriza reanudar el corte de alambre de púas instalado por el estado de Texas, como método disuasivo contra la migración.

¿Qué medidas de control migratorio se tomarían en la frontera EEUU-México?

Desde el fracaso de la legislación fronteriza en el Congreso a principios de este año, la Casa Blanca no ha descartado que Biden emita una orden ejecutiva sobre las reglas de asilo para intentar reducir la cantidad de migrantes que llegan a la frontera sur de los Estados Unidos.

Cualquier acción unilateral probablemente dependería de la autoridad del presidente bajo la Sección 212(f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, que otorga amplios poderes para bloquear la entrada de ciertos inmigrantes si se considera perjudicial para el interés nacional.

Funcionarios de la administración han estado evaluando varias opciones durante meses, aunque Biden no ha tomado aún una decisión sobre cómo proceder con las acciones ejecutivas. Los asesores de la Casa Blanca también han percibido poca urgencia inmediata para que el presidente tome alguna medida, considerando que el número de cruces ilegales de la frontera ha disminuido desde el máximo histórico de 250,000 en diciembre, luego de que los funcionarios mexicanos intensificaron sus esfuerzos de aplicación de la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *