EEUU Inmigración

Biden planea entregar “parole” a cientos de miles de indocumentados, según el NYTimes

La administración del presidente Joe Biden está considerando una nueva propuesta de ley que podría beneficiar a cientos de miles de indocumentados en Estados Unidos. Según un informe publicado hoy por el New York Times, la iniciativa busca proteger a los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses, permitiéndoles acceder a permisos de trabajo y ofreciendo una vía más sencilla hacia la ciudadanía.

El abogado Ismael Labrador, junto al periodista Mario J. Pentón, han discutido los detalles de esta propuesta en sus plataformas de redes sociales. El experto explicó que la medida incluiría la protección contra la deportación y la autorización para trabajar legalmente en el país. Aunque la propuesta aún no se ha formalizado, cuatro funcionarios que prefirieron permanecer en el anonimato han confirmado a los medios de prensa estadounidense que Biden está evaluando estas opciones.

Los cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses enfrentan actualmente grandes dificultades para regularizar su estatus debido a las violaciones de la ley de inmigración que implica su entrada ilegal al país. Bajo la normativa vigente, estas personas deben solicitar un perdón y salir del país para ajustar su estatus, lo que complica significativamente su situación legal.

Cubanos: los que más se beneficiarían

La propuesta de Biden, que aún está en fase de consideración, podría ser implementada mediante una orden ejecutiva. Esta orden permitiría a los cónyuges de ciudadanos estadounidenses que ingresaron ilegalmente al país obtener un parole, el cual les ofrecería la posibilidad de trabajar legalmente y, eventualmente, ajustar su estatus migratorio sin tener que abandonar Estados Unidos.

Particularmente para los cubanos, la medida podría tener un impacto mayor. El abogado Labrador destacó que el parole facilitaría el acceso a la Ley de Ajuste Cubano, una normativa única que permite a los cubanos obtener la residencia permanente (Green card) después de un año y un día de estancia en el país. Este beneficio se otorgaría independientemente del tiempo que los beneficiarios hayan pasado en Estados Unidos sin estatus legal, siempre y cuando no hayan cometido ningún crimen.

Reacciones a la posible orden ejecutiva de Biden

La propuesta ha generado una variedad de reacciones dentro de la comunidad inmigrante y entre los defensores de los derechos humanos. Mientras algunos la ven como una medida necesaria y justa, otros expresan su preocupación por la implementación y la posible discriminación contra otros grupos de inmigrantes.

No obstante, esta iniciativa enfrenta críticas, especialmente del ala más izquierdista del Partido Demócrata, que exige una reforma más integral de las leyes de inmigración. Además, la falta de detalles específicos sobre cómo se aplicaría la orden ejecutiva ha generado incertidumbre y especulación entre los posibles beneficiarios.

Si se aprueba, esta orden ejecutiva podría representar un cambio significativo en la política de inmigración de Estados Unidos, especialmente en comparación con las medidas recientes que han restringido el acceso al asilo en la frontera sur del país. La administración Biden busca equilibrar las críticas internas y las presiones externas para encontrar una solución viable y justa para los inmigrantes indocumentados. Todo ello de cara a las elecciones presidenciales, donde enfrenta una fuerte disputa con Donald Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *